plantilla

COMO PERSONALIZAR UNA CAMISA DESMANGADA

Buenos días a tod@s, en este post quería explicaros como se puede personalizar una prenda. En este caso, es una camisa desmangada que el otro día me compré en las rebajas. Como la camisa es algo sosa y además no me apetece ver gente vestida igual a mi, me he decidido a tunearla para hacerla exclusiva y personal. Además, he grabado un vídeo explicando como la he hecho, aunque luego cada cual debe poner su estilo personal, así como su creatividad e imaginación. En cualquier caso, os explico un poco lo que he hecho para que os quede más claro.

 

IMAGEN CAMISA 

 

Primer paso

 

En primer lugar, debemos saber que estilo le queremos dar a nuestra prenda en cuestión. Por poner ejemplos, podemos darle un toque más clásico, un toque algo étnico, un toque marinero o incluso un toque más elegante. Opciones hay las que queráis y más, pues la imaginación de cada cual es ilimitada. Lo que sí os recomiendo, es acudir a tiendas donde tengan todo tipo de adornos o incluso tejidos, ya que podemos encontrar infinidad de materiales originales y muy actuales. 

En mi caso, he ido a una mercería donde he comprado todo tipo de cintas decoradas. Además he visitado una de mis tiendas de tejido favoritas, donde he encontrado muchas opciones para personalizar mi camisa desmangada. El tejido que sale en el vídeo, está inspirado en la última colección de Pret-a-porter de primavera/verano 2016 de Dolce&Gabbana. Son rayas marineras con apliques divertidos que se pueden utilizar para colocar encima de la prenda. 

Pues bien, yo he cogido mi camisa desmangada y con ese tejido, he hecho una composición. Los dibujos los he utilizado como apliques para ponerlos en distintas partes de la camisa y las rayas las he utilizado como base en algunas partes de la camisa. Aunque este tejido ya lo lleva todo, se puede comprar tejido re rayas por separado y otro tejido de dibujitos originales por otro. Como ya he dicho antes, la imaginación de cada uno y su estilo personal…al poder!!!!!

 

Segundo paso 

 

Es importante definir en que partes de la camisa vamos a  colocar cada parte del tejido antes de cortarlo y coserlo. Una vez lo tenemos claro, hay que preparar las piezas de tejido de la manera mas adecuada para que al colocarlas sobre la camisa, queden bien puestas y lo más curiosas posible. Para preparar los apliques, yo he utilizado una fliselina de doble cara (es decir que pega por ambos lados) que podemos encontrar en mercerías y tiendas de tejido. El utilizar este material es porque nos ayuda a la hora de recortar los motivos, evita que el tejido se deshilache y además nos permite colocarlos sobre la prenda con la plancha (pegándolos con calor). En el vídeo, se ve mejor como se utiliza la fliselina de doble cara y supongo que os quedará más claro lo que es. 

 

Tercer paso

 

En la última parte del proceso, coseremos las piezas de la camisa y pegaremos los apliques donde más nos guste. Una vez terminada, podemos añadir cintas, pedrería o lo que se nos ocurra. Yo en mi caso, no he querido recargarla demasiado pues como se suele decir….“menos es más”

Os animo a que uséis vuestra creatividad para conseguir que vuestras prendas sean únicas y originales. En un mundo donde estamos muy condicionados por las modas, considero importante poner algo de nosotros en nuestro vestuario. Pasamos muchas horas vestidos con nuestras prendas y pienso que han de ser parte de nosotros mismos.

 

A continuación os dejo el vídeo para que podáis ver como ha sido el proceso y el resultado…

 

Espero que os haya gustado este post. En breve iré poniendo más artículos y vídeos tanto creativos como de consejos para la moda e imagen personal. Como siempre, agradecer a tod@s los que me seguís y hacéis tan buenos comentarios y solo espero de corazón haberos sido de utilidad e inspiración. Que paséis buen día y hasta mi próximo post… 

CHICA SOMBRERO

TU MANERA DE VESTIR DICE MUCHO SOBRE TI

Todas las personas elegimos nuestras prendas con las que nos vestimos a diario. Aparentemente nos solemos guiar por nuestros gustos y estilo de vida a la hora de elegir nuestro vestuario y a decir verdad, pienso que en la mayoría de los casos no siempre es así. En este punto es cuando se me plantean varias preguntas: ¿De verdad escogemos la ropa que nos gusta o nos dejamos llevar por las modas? ¿Tenemos en cuenta lo que realmente nos favorece o vamos según la tendencia? y para mí una de las preguntas más importantes ¿Nos atrevemos a vestir según nuestros criterios sin importarnos el qué dirán o preferimos vestir igual que los demás por miedo a las críticas?

Esta última pregunta es la que me hace plantearme muchas cosas de cómo somos las personas y la sociedad en la que hoy en día vivimos. Todavía a día de hoy y sobre todo dependiendo de dónde vivas, existen muchos tabús y etiquetas a la hora de vestir. Por poner un ejemplo sencillo y algo absurdo, en la zona donde yo vivo, no hace un frío excesivo en la temporada de invierno y a mí personalmente me encantan los gorros de lana. Pues bien, solo el hecho de llevar un gorro de lana en esta zona, hace que la gente se vuelva para mirarte porque no es algo común y llama la atención. Es curioso que una prenda tan sencilla y común, pueda hacerte sentir diferente ante los demás. 

 

hat-783146_960_720

 

Seamos libres a la hora de vestir

 

Pienso que debemos ser libres a la hora de vestir aunque debemos tener en cuenta el contexto en el que nos encontramos. No se trata de ir vestidos de cualquier manera en cualquier lugar o situación, sino más bien de poner nuestro toque personal a la hora de vestir en vez de ir todos como si fuésemos de uniforme de colegio.

Si reparamos en este punto, podemos observar que hay gente que utiliza su manera de vestir como barrera para ocultarse de los demás, otras que se visten como la mayoría porque no saben ser ellos mismos e incluso hay gente, que viste de cualquier manera porque no tiene autoestima y no se quieren a sí mismos. El vestir de cada persona, nos puede dar muchas pistas de cómo es interiormente y de como se siente. Normalmente solemos vestirnos tal y como nos sentimos en cada momento, pero no como realmente somos. Nos dejamos llevar por nuestras emociones la mayoría de las veces. Ejemplos de ello es que personas que se sienten tristes o deprimidas, no suelen utilizar colores vivos sino que se van a colores oscuros o grises. Por otro lado, hay personas que visten de manera muy llamativa con el fin de esconder quienes son realmente y personas que visten “según la norma” para pasar desapercibidos entre la multitud.

 

Aunque no seamos conscientes de ello, transmitimos mucho a la hora de vestirnos

 

En cualquier caso, considero que es algo primordial conocernos a nosotros mismos interiormente y saber quiénes somos antes de buscar nuestro propio estilo a la hora de vestir. Que nos gusta realmente, que estilo de vida llevamos o queremos llevar, cuales son nuestros miedos y complejos, que valores tenemos, como andamos de autoestima y hasta qué punto dependemos del que dirán. Nos guste o no, una primera impresión sí que importa y si lo que transmitimos a la hora de vestir se acerca a lo que realmente somos, tendremos mucho ganado. A partir de ahí es cuando podremos ser libres de mostrarnos a través de nuestro vestuario tal y como somos. Sin miedos, sin complejos, sin inseguridades y sobre todo siendo libres.

 

beach-885109_960_720

 

Cómo buscar nuestro propio estilo:

  1. Conocernos a nosotros mismos
  2. Reconocer nuestros miedos y debilidades así como nuestros puntos fuertes
  3. Determinar que valores nos caracterizan
  4. Identificar nuestros gustos
  5. Trabajar la autoestima y aprender a querernos tal y como somos
  6. Sobre todo, ser felices

 

Recuerda que cualquier cambio exterior que deseemos en nuestra vida, ha de comenzar desde nuestro interior. Es la mejor manera de buscar y de marcar nuestro estilo personal y que se refleje a la hora de vestir.

Espero que os haya gustado este artículo y os haya aportado algo de valor o por lo menos otro punto de vista diferente. Como siempre dar las gracias a todas las personas que me seguís en mi blog y podéis dejar comentarios al respecto. Nos vemos en mi próximo post…

Camisetas01519512

DALE UN TOQUE PERSONAL A TU ROPA Y MARCA LA DIFERENCIA

Cuando salgo a comprar ropa he de confesar que me cuesta mucho decidirme. Si soy sincera, me gustan mucho las prendas originales y a poder ser exclusivas para que no las lleve mucha gente y me he dado cuenta, que esta tarea es algo difícil a no ser que puedas o quieras gastar bastante dinero. En muchísimas ocasiones me cruzo con gente que lleva la misma ropa y eso en principio no me parece un inconveniente. El problema viene cuando en eventos más importantes en los que quieres sentirte especial, coincides con alguien vestido igual a ti. Entonces es cuando piensas que esa prenda ha sido tu peor elección para el evento e incluso puedes desear salir de allí corriendo.

También hay prendas que tengo ya desde hace tiempo en el armario y que me han dejado de gustar o ya no me las pongo porque son muy sosas o están pasadas de moda. Supongo que no soy la única a la que me pasan estas cosas.

 

jeans-564061_960_720

 

Tunea tu ropa

 

La solución que yo encontré para este tema, no es otro que tunearme la ropa y darle mi toque y sello personal. Así he conseguido convertir prendas más comunes, en diferentes y exclusivas y además poder darle una segunda vida a la ropa que ya tenía. Hoy en día hay infinidad de materiales, técnicas, trucos e ideas que nos pueden permitir llevar a cabo esta tarea. Voy a nombrar algunos ejemplos de las cosas que yo he hecho por si os pueden servir de guía.

En una ocasión compré una chaqueta vaquera de lo más común. Como me parecía bastante sosa y me gustaba ponérmela aunque fuera con prendas más arregladas, me acerqué a comprar un trozo de tela de encaje negro y fui colocándole piezas por las zonas donde más me gustaba. Una vez terminado el trabajo, le coloqué por algunas zonas unas piedrecitas con un poquito de brillo para darle un toque más chic. Mucha gente que me la ve puesta me pregunta donde la he comprado y yo pienso: “prueba superada, una chaqueta vaquera común ahora es exclusiva y con mi toque personal.

En otra ocasión compré unas camisetas básicas de algodón y me dediqué a adornarlas tipo patchwork, con dibujos sencillos y originales. He de decir también que resultaron ser todo un éxito y con un poco de maña e imaginación, no es nada complicado hacerlas. Con esta técnica, también he arreglado algunas camisetas de algodón agujereadas, que no sé muy bien porque se agujerean a la altura de la tripa y esto es algo muy común.

 

wood-1234667_960_720

 

Salirse de la norma

 

También podemos utilizar prendas más viejas para tunear otras más nuevas. Por ejemplo, una camisa que ya esté vieja, podemos utilizarla para darle un toque distinto a cualquier otra prenda, como otra camisa o incluso una chaqueta. Igual que unos vaqueros viejos pueden servirnos para muchísimas cosas que se nos ocurran, desde hacernos un bolsito hasta para transformarlos en una falda. Todo esto ya lo dejo a vuestra imaginación, gusto y creatividad. Mi intención sólo es animaros a experimentar para que podáis convertir vuestra ropa en original y diferente pues a todas las prendas se les puede dar ese toque distinto y único.

Es muy importante utilizar nuestra imaginación si nos gusta vestir de manera distinta y original. Saber que algunas prendas pueden utilizarse de maneras diferentes y no necesariamente para lo que en un principio se han creado. Por ejemplo, una camisa no tiene por qué ser sólo eso pues si nos la ponemos abierta y encima de otra prenda, puede hacer perfectamente de chaqueta. Lo mismo pasa con los pañuelos grandes, pueden servir para llevarlos al cuello o incluso para hacernos un vestido playero atado al cuello. De nuevo quiero animaros a que os atreváis a darle un toque distinto y personal a todas vuestras prendas. No hay nada mejor que salirse de la norma…

  clothes-922988_960_720

Si queréis dejarme algún comentario sobre este tema, estaré encantada de compartir opiniones. Hasta el próximo post….